jueves, 25 de octubre de 2012

Los fracasos huérfanos, John F Kennedy



Buenos días, hoy vamos a tener una de perogrullo. Todos realizamos una serie de acciones en nuestra vida: desde que nos levantamos, hasta que nos acostamos. Eso, es así. Y lo que también es cierto es que por mucho que nos esforcemos todos cometemos errores

Cierto es que la estadística nos ayuda a definir que hay gente que los comete más a menudo que otros, pero tendemos a pensar que ese 'más a menudo' se refiere 'al vecino' y no a nosotros. O directamente hay gente que siempre opta por escurrir el bulto:

- Total, si la hemos pifiado a lo grande, para que darle propaganda, ¿no? 

Pues bien esta actitud, que no tiene mucho de loable, es la que diferencia a los grandes personas de los que no lo son. Así, el no reconocer los errores ya implica un error intrínseco, y el reconocerlos bajo ciertas circunstancias tiene mucho mérito y conlleva poseer un carácter exigente con cierto ánimo de mejora.

Porque Señores: ¡equivocarse es de humanos! y el que teniendo boca no se equivoca, una de dos: o sólo hace cosas que ya sabe (con lo que poco o nada aprende) o es un poco mentirosillo. 

 Y aun así Kennedy tiene más razón que un santo... así nos luce el pelo.


''El éxito tiene muchos padres pero el fracaso es huérfano''
                    John F Kennedy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada