sábado, 13 de abril de 2013

El realista ajusta sus velas, el pesimista se queja del viento, George Ward



¿Son las circunstancias externas las que marcan nuestra vida o somos nosotros plenamente dueños de nuestro porvenir? A mi me gusta pensar que en una gran medida la respuesta correcta es la segunda, pero al igual que dictamina el libro que tanto me gusta 'La buena suerte' hay ciertos elementos aleatorios absolutamente fuera de nuestro control que nos influyen de forma ineludible en nuestra vida.

Volvemos a la carga con otra frase para la reflexión, esta vez de la mano del teólogo inglés del siglo XIX, William George Ward. La clave es que de una manera u otra ese 'viento' del que habla William son esas circunstancias aleatorias que nos aguardan en cada esquina, y lo que tenemos capacidad de hacer es el tomárnoslo de una manera u otra

Y aunque reconozco que en muchos casos sale a cuentas ser positivo, cuando nos enfrentamos al cambio, los que tenemos la capacidad de aumentar las posibilidades de éxito somos nosotros mismos y por ello aquel que reacciona ante las adversidades, a medio-largo plazo será el que más veces las supere:


''El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta sus velas''
                                                                                    William George Ward



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada