sábado, 4 de mayo de 2013

La gloria de levantarse tras cada caída, Confucio


No es algo nuevo es este blog el hablar de la importancia de intentar las cosas y perseguir nuestros sueños. Son estos y solo estos, los que nos llevarán a nuestra completa satisfacción  Pero por muy sugerente que resulte la recompensa la consecución de los mismos suele conllevar superar difíciles obstáculos.

En realidad no importa cuan fuertes seamos: cuanto más altas sean las metas más veces nos caeremos en el camino. Es inevitable: nadie nace sabiendo, y el salir de nuestra zona de confort implica asumir riesgos a que algo se tuerza... y con ello aprendamos una valiosa lección. 

Por ello la gente que llega a la consecución de las más altas metas no son los que nunca se equivocan si no los que cada vez que esto ocurre, saben sobreponerse y salir reforzados. Y esto que es una verdad hoy, también lo era para el sabio chino Confucio, hace ya 2.500 años:


''Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída''
Confucio 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada